Preparamos nuestro viaje en coche por el sur de Inglaterra de cuatro días de duración con el objetivo de cumplir con dos sueños viajeros: uno, el de la pequeña viajera Iris, que conocer Peppa Pig World, el parque temático de Peppa Pig que se encuentra a hora y media de Londres, y dos, ver de cerca el misterioso círculo de piedras megalítico de Stohenhenge.

¿Cómo organizar un roadtrip de cuatro días por el Sur de Inglaterra?

Vuelos

Al igual que en el viaje de vuelta de Croacia, compramos nuestros billetes con Norwegian. En el momento de la compra, era la compañía que mejor precio nos ofrecía para volar temprano desde Madrid un viernes por la mañana, con regreso por la tarde noche de un lunes. La verdad es que de las lowcost que hemos utilizado es la que más nos gusta. Además, tiene en todos sus vuelos wifi gratis, con lo que el trayecto se hace más ameno. El precio de los billetes de dos adultos y una niña de dos años Madrid-Londres Gatwick-Madrid, sin facturar maleta y sin reservar asientos fue de 240€.

Cómo ir al aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez

Normalmente cuando viajábamos en pareja, solíamos utilizar el transporte público para llegar. Hay varias formas de llegar (en tren de Cercanías, en Metro, en autobuses exprés o normal). En los últimos viajes con Iris, lo que hemos hecho ha sido llevarnos nuestro coche hasta el parking de Larga Estancia o el Low Cost del aeropuerto por no tener que ir con la niña y las maletas haciendo trasbordos en los transportes públicos.

Pero en esta ocasión, para trasladarnos desde casa al aeropuerto y del aeropuerto a casa utilizamos el servicio de Blacklane. Nos ofrecieron probarlo, y no dudamos en usarlo porque nuestro vuelo de ida nos obligaba a estar en el aeropuerto tan temprano que en transporte público no habríamos podido llegar y luego la vuelta era muy tarde, con lo que Gus que trabajaba al día siguiente, casi no habría dormido nada.

La verdad es que es un servicio muy cómodo porque no te tienes que preocupar de nada. Te recogen en la dirección que les digas y un chófer profesional con un cochazo -nos llevaron en Mercedes- te deja en la puerta del aeropuerto. Y luego a la vuelta, lo mismo: te recoge a la salida de la recogida de equipajes y te deja en casa. ¡Un servicio impecable y muy cómodo!

Baños romanos de Bath

Baños romanos de Bath

Ruta

DÍA 1. Bath

Al llegar a Londres Gatwick cogemos nuestro coche de alquiler y nos dirigimos a Bath, el lugar más alejado que visitaríamos en nuestra escapada. Del aeropuerto quedaba, en principio, a dos horas, pero entre que pillamos bastante tráfico y que es la primera vez que conducimos por la izquierda, al final nos llevó más de dos horas y media llegar. Visitamos sus famosos baños romanos y damos un paseo por el centro de la ciudad. Dormimos en Cashmoor.

DÍA 2. Un día en Peppa Pig World

Era el día de Iris porque lo dedicamos por completo al parque de Peppa Pig, al Peppa Pig World que se encuentra en el Paultons Family Theme Park, en Romsey. El parque cierra a las 17.00 horas en octubre. Como Southampton no queda más que a 20 minutos, nos dirigimos hacia allí, donde damos un paseo breve y cenamos.

Peppa Pig World

Peppa Pig World

DÍA 3. Stonehenge y Salisbury

Sacamos las entradas on line para las 9.30-10.00 horas porque dicen que suele haber bastante cola para visitar Stonehenge. Nada más llegar nos dirigimos al famoso círculo de piedras. Tras hacer cientos de fotos, regresamos al Centro de Visitantes y vemos la exposición que explica la historia de Stonehenge. Después visitamos las ruinas de Old Sarum, un lugar bastante prescindible, por cierto. La tarde la dedicamos a ver la Catedral de Salisbury y a dar un paseo por el centro de la ciudad.

Ruinas de Old Sarum

Ruinas de Old Sarum

DÍA 4. Brighton

El último día fue un poco improvisado porque no sabíamos si nos daría tiempo a ver lo que nos habíamos marcado como objetivo prioritario (Peppa Pig World, Bath, Stonehenge y Salisbury). Queríamos algo que no estuviera demasiado lejos del aeropuerto y que nos pillara de paso. Mirando un mapa, vimos que Brighton reunía esos requisitos. Así que dedicamos medio día a visitarlo antes de volver al aeropuerto.

Otras posibles visitas

Si viajas sin niños, el día al Parque de Peppa Pig lo puedes sustituir por visitar otros lugares que nosotros nos quedamos con ganas de ver como Oxford, que no queda demasiado lejos de Bath, y los Cotswolds que son unos pueblecitos que se extienden entre Bath y Stratford-Upon-Avon, construidos en piedra que, según nos han contado, son muy chulos. Eso sí, si incluyes estas visitas, te recomendaría que te alojaras en alguna zona más cercana a Bath y no cerca de Salisbury, como hicimos nosotros.

Alojamiento

Encontrar alojamiento que reuniera las tres B (Bueno/Bonito/Barato) resultó una misión imposible, a pesar de que empezamos a mirarlo con más de un mes de antelación. En principio pensamos en alojarnos en Londres, pero al ver que los lugares que queríamos conocer (Peppa Pig World, Salisbury y Bath) quedaban entre hora y media y dos horas de distancia de la capital como mínimo, lo descartamos y buscamos en el entorno de Salisbury, que era lo que estaba más centrado de todas las visitas.

Nuestro alojamiento: el Cashmoor Inn

Nuestro alojamiento: el Cashmoor Inn

El lugar elegido fue el Cashmoor Inn, a unos 20 minutos de Salisbury porque en esta ciudad era todo carísimo o no tenía aparcamiento gratuito. El alojamiento está muy bien. Está limpio, aunque los domingos no suelen arreglar las habitaciones (o al menos el domingo que estuvimos nosotros no la arreglaron). Ponen solo amenities el primer día de estancia y es solo gel y champú. La habitación también tiene un set para prepararse un café o un té con unas galletitas.

Tiene wifi en todo el local y también aparcamiento. Con la tarifa de la habitación está incluido el desayuno que te preparan al momento lo que desees. Nosotros optamos por un English Breakfast más zumo de naranja y café con leche. Los menores de tres años se alojan gratuitamente siempre que ocupen las camas disponibles. También en este caso, el desayuno del menor está incluido.

El alojamiento cuenta también con un restaurante que de lunes a sábado está abierto hasta las 21.00 horas y los domingos solo hasta las 18.00 horas y un pub típico inglés abierto hasta las 23.00 horas. La primera noche cenamos allí y nos gustó mucho. El precio para tres noches de una habitación triple con desayuno fue de 207£ (unos 280€ al cambio).

Alquiler de coche

En esta ocasión decidimos probar Sixt, una compañía de alquiler de coches que no habíamos usado nunca antes y que nos ha gustado mucho y que recomendamos. Nos ha gustado sobre todo porque el servicio fue estupendo, y en especial, el proceso de recoger el coche en el aeropuerto, ya que fue más rápido que en otras ocasiones que hemos alquilado coche con otras compañías.

Nuestro coche de alquiler de Sixt en Salisbury

Nuestro coche de alquiler de Sixt en Salisbury

Nos dieron un Skoda Fabia, estilo ranchera, con silla infantil. El precio con seguro a todo riesgo y dos conductores para cuatro días de alquiler fue de 409£ (unos 568 euros). ¿Cómo fue conducir por la izquierda? En otro post, os explicaremos más detalladamente cómo fue la experiencia, pero en resumen puedo decir que al principio resulta un poquitín difícil pero solo hasta que cambiamos el chip.

Documentación

En principio, como el Reino Unido está dentro de la Unión Europea, con el DNI debería ser suficiente. Pero la compañía aérea nos pidió que aportásemos los datos de nuestros pasaportes al menos 72 horas antes del vuelo porque así lo exigía Reino Unido para entrar en este país. No sé qué pasará si siendo español no tienes pasaporte en vigor… Nosotros dado que habíamos aportado el dato a la aerolínea, decidimos viajar con los pasaportes. También llevábamos nuestro libro de familia pero nadie nos lo pidió.

Además, como íbamos a alquilar un coche, era preciso llevar también el carné de conducir, pero no hace falta que sea el internacional, aunque nosotros lo llevamos porque nos lo sacamos para el viaje a Croacia.

Conduciendo por la izquierda

Conduciendo por la izquierda

Dinero

En esta ocasión ni llevábamos libras desde España, ni cambiamos ni un euro en el destino. En Inglaterra resulta muy fácil y cómodo pagar con tarjeta en cualquier comercio. Es raro que te la rechacen porque no llegues a un mínimo. Luego te descuentan el cambio oficial más una pequeña comisión bancaria. Aún con dicha comisión, sale más a cuenta hacerlo de esta manera que cambiar euros por libras.

Enchufes

No hay que olvidar llevarse un adaptador porque los enchufes son de tres clavijas.

Enchufe británico

Enchufe británico, imagen de Shutterstock

¿Alguna duda más sobre cómo organizar un viaje así?

Pin It on Pinterest